Páginas

viernes, 28 de febrero de 2014

Fideos chinos con gambas


Hola a todos!!! Hoy nos ponemos exóticos y vamos a preparar un plato con sabores asiáticos: unos fideos chinos con verduritas, gambas y salsa de ostras. La salsa de ostras es un elemento muy común en la cocina asiática ya que incorpora a nuestros platos ese toque de sal (además de sabor claro) para no tener que utilizar la sal tradicional que usamos nosotros.

Ingredientes:
  • Un pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Una zanahoria
  • Una cebolla (tierna en mi caso)
  • Gambas peladas (a gusto)
  • 80gr de fideos chinos
  • salsa de soja
  • salsa de ostras
Preparación:

Empezamos cortando la cebolla, la zanahoria y los pimientos. Pondremos un poco de aceite de girasol en nuestro wok, le pondremos el fuego al máximo y esperaremos a que el aceite esté bien caliente. En ese momento echaremos todas las verduras y las empezaremos a saltear. Añadiremos también un poquito de soja.


Mientras salteamos las verduras, vamos preparando los fideos chinos. He de confesar que hice un poquito de trampa... porque he utilizado unos fideos Yatekomo que tenía por ahí. Pero bueno, que si tenemos unos fideos chinos de verdad, unos fideos de arroz o cualquier otro tipo de fideo... no varía mucho la preparación. Agua caliente y listo.


Cuando las verduras ya están a la mitad de cocción (el tiempo dependerá de lo crujientes que las queremos) añadimos las gambas y la salsa de ostras. Cuidado con no dejarlo demasiado tiempo... solo lo suficiente para que las gambas se cocinen un poco y no queden crudas.


Por último, retiramos del fuego y añadimos los fideos que habremos escurrido previamente. Removeremos un poco para que los fideos se mezclen bien con las verduras y las gambitas... ya tenemos el plato listo!


Esta es una receta que la podéis modificar a vuestro antojo. Le podéis añadir algún tipo de setas, otras verduras, ... aquí ya que cada uno haga sus propios inventos :) Lo mejor de este plato es, sin duda, el sabor que aporta la salsa de ostras... ya que sin añadir ni una pizca de sal, tenemos un plato que para nada está soso y tiene un sabor potente.

Buen provecho!