Páginas

lunes, 17 de febrero de 2014

Fideuá


Tengo que reconocer que no soy mucho de pescados... pero hay platos que es imposible resistirse a ellos! Y esta fideuá de langostinos y calamares es un claro ejemplo. La receta que os voy a explicar a continuación puede que no sea la auténtica receta de fideuá, pero tengo testigos que aseguran que está buenísima. Al fin y al cabo, se trata de aportar siempre ese toque personal a las recetas... así que os animo a que creéis vuestras propias versiones!

Ingredientes:
  • Ajos tiernos
  • Media cebolla
  • Vino blanco
  • 250gr de fideo gordo 
  • Caldo de pescado
  • 100gr de langostinos pelados
  • 150gr de anillas de calamares
  • All-i-oli
Preparación:


Utilizaremos una paellera honda, donde empezaremos a sofreír los ajos tiernos y la cebolla. Cuando la cebolla ya esté pochada, echaremos las anillas de calamar, los langostinos y un chorrito de vino blanco.

Cuando creamos que los langostinos y los calarames les falta un punto para estar listos, lo reservaremos utilizando una espumadera para que nos quede en la paellera todo el jugo del sofrito y el vino.

A continuación echaremos los fideos, los dejaremos unos segundos que se impregnen bien con el sofrito de la paellera y procederemos a incorporar el caldo de pescado que, previamente, lo habremos calentado para que no nos enfríe la paellera.

Bajaremos el fuego para que los fideos se vayan cociendo poco a poco a medida que se va evaporando el caldo de pescado. Hay que tener en cuenta que la idea de la fideuá es que el fideo quede seco, en cambio, de la forma que lo hago yo, quedan con un cierto caldo... no llega al punto de fideos caldosos pero lejos de quedar secos.

Cuando tengamos los fideos al gusto, echaremos los langostinos y los calamares que habíamos reservado anteriormente, para que vuelvan a coger la temperatura del plato, y ya tendremos lista nuestra fideuá! Ahora toca servirla con un poquito de all-i-oli y disfrutar como enanos con este delicioso plato!


Acompañado de un buen vino blanco, vais a comer como auténticos reyes... eso sí, cuidado con el all-i-oli, sobretodo si luego tenéis que socializar jejeje. Siento no tener más fotos de esta receta... prometo volver a hacerla y hacer más fotos de todo el proceso. 

Buen provecho!