Páginas

lunes, 10 de marzo de 2014

Pasta fresca con salmón


La pasta es seguramente uno de los platos más universales que nos podemos encontrar en cualquier sitio, pero la auténtica pasta fresca es algo que ya no se encuentra tan fácilmente... y una vez la pruebas, la diferencia es abismal!!! Preparar pasta fresca en casa puede ser algo laborioso, pero el sabor es de otro mundo y, además, el coste es muy muy barato si lo comparamos con las bandejas de pasta fresca que encontramos en los supermercados.

Ingredientes:
  • Para la pasta
    • 100gr de harina
    • 2 huevos grandes
  • Para la salsa
    • 100gr de salmón
    • 1/2 cebolla
    • 200ml de leche
    • Una cucharadita de harina de maizena
    • Sal, eneldo y pimienta
Preparación:
Vamos a empezar por la pasta...


No hace falta utilizar harina de fuerza para hacer pasta, así que utilizaremos harina común. Mezclaremos los huevos con la harina hasta conseguir una masa uniforme, si viéramos que nos sobra demasiada harina, podemos añadir un poquito de agua (muy poca cosa) para acabar de ligar la harina que nos sobra.


Llegó el turno de utilizar nuestra máquina para hacer pasta. Esta máquina consta de una serie de rodillos con los que podremos crear láminas de pasta. Estas láminas las podremos utilizar para hacer lasaña o, en nuestro caso, para hacer tagliatelles utilizando los rodillos de corte.


La máquina permite ajustar el grosor de la lámina... así que empezaremos primero con el máximo grosor y poco a poco iremos haciendo la lámina más fina. Si desde el principio intentáramos hacer la lámina del grosor final, podríamos romper la masa y además nos costará mucho más utilizar la máquina.


Aunque la máquina funciona muy bien, a veces el corte no es perfecto... en esos casos, nos tendremos que armar de paciencia e intentar separarlos para que luego no se nos quede todo hecho una pelota.


Ahora que ya tenemos la pasta lista, vamos a ir preparando la salsa. La idea es que, cuando tengamos la pasta hervida, ya tengamos lista la salsa para echársela por encima. Empezamos pochando la cebolla que habremos picado previamente.


Cuando la cebolla esté lista, añadiremos una cucharadita de maizena, removemos y echaremos el salmón, la leche y una pizca de sal. La leche no la echéis fría de la nevera, calentarla en el microondas para que no se corte la cocción.


Dejaremos a fuego lento e iremos removiendo... Mientras tanto ponemos a hervir el agua. Añadiremos un poco de mantequilla para que luego no se nos pegue la pasta al sacarla del agua (y porque mi madre siempre lo hacía). Lo bueno de la pasta fresca es que se hace en un momento... apenas dos minutos y ya está lista!


Y llegados a este punto... lo tenemos todo listo!!! En la misma olla donde hemos cocido la pasta, tiramos el agua y la utilizamos para mezclar la pasta con la salsa (a mi me gusta hacer la mezcla en la olla). Condimentamos al gusto con eneldo y un poco de pimienta. Ya solo nos queda servirlo en el plato.


Es un plato que tenéis que probar... no por la salsa, si no por el sabor que tiene la pasta fresca auténtica. Y desde luego que con cualquier salsa ya es algo increíble... y ojo, no os hace falta complicaros la vida con las salsas... algo sencillo, incluso ajo y aceite ya os van a dar un plato delicioso.


Y lo mejor de todo... como ha salido bastante cantidad, mañana podré presumir de tupper en el trabajo!!! Buen provecho :)